Date of Award

1-1-2011

Document Type

Campus Access Thesis

Department

Languages, Literatures and Cultures

Sub-Department

Spanish

First Advisor

Alejandro Bernal

Second Advisor

Fransisco Sanchez

Abstract

Según el Centro de Globalización de Yale, las telenovelas cuentan con una audiencia regular de 2 millones de personas, o un tercer de la población mundial (Ibsen 2005). En términos del alcance, esto quiere decir que las telenovelas son el fenómeno de la cultura popular mayor que cualquier otro menos la Copa Mundial. En ciertos países, el 73% de la población las ve con frecuencia (Soong 1999).

Ver un programa serializado es una experiencia única en la cultura popular, porque se hace un hábito cotidiano en la vida de un televidente. La telenovela típica consiste de 150 episodios, emitidos cada noche por una hora. Mientras que uno pasa 2 horas viendo una película, o 10 horas leyendo un libro, un televidente normalmente invierte 150 horas siguiendo los sucesos de una telenovela. Debido al atractivo de un programa serializado, hace tiempo se han utilizado como manera de abogar ideas con la audiencia. Este uso sigue fuerte: hoy en día, se estrena un programa en Afganistan para promover los derechos de las mujeres (Ruben 2010). Conociendo la popularidad del género y su historia como herramienta comunicativa, ¿es posible que comuniquen ideas más allá que las intenciones de sus guionistas?

Usando las teorías de George Szanto en cuanto a la propaganda inconsciente y las de Miguel Sabido en cuanto a los programas de `entretenimiento-educación,' este trabajo analiza las ideas encontradas en dos telenovelas populares recientes y sus efectos potenciales. No se espera que este género tan popular cambie, pero sí que su audiencia esté más consciente de las influencias en su entretenimiento.

Share

COinS